26 septiembre, 2022

UN ENIGMA

Investigan hallazgo de restos óseos en histórica estancia de Cerro Largo

Investigan hallazgo de restos óseos en histórica estancia de Cerro Largo
Al trabajar la tierra hallaron huesos dentro de un pantalón. Pericias determinarán si son humanos y a qué época corresponden.

Un peón que trabajaba con una máquina en un establecimiento rural cerca de Fraile Muerto, Cerro Largo, se topó con restos óseos presumiblemente humanos.

Carlos Rosano, actual residente de la estancia “Los Mirasoles” dijo al medio local La Red Independiente que el hallazgo consistía en “cuatro huesos” que estaban dentro de la pernera de un pantalón y con una media colocada. También se halló en el lugar una vértebra.

El hacendado llamó a la policía para denunciar el hecho. Los restos fueron derivados al Instituto Técnico Forense (ITS) en Montevideo, donde se realizarán pericias para determinar si se trata de huesos humanos y qué antigüedad poseen.

Rosano detalló que los huesos fueron encontrados en una tierra que provenía de un tajamar situado a unos 40 metros, y que se colocó allí luego de ser removida de su sitio original. Asimismo, explico que la ropa encontrada parecía antigua y que -según le dijeron los agentes- las condiciones del terreno donde estaba habrían facilitado su conservación.

La crónica detalla que en ese lugar se emplazaba antiguamente una pulpería -cuyo edificio torre perviven- donde se produjo un episodio de importancia histórica.

En 1896, año en el que se produjo el primer alzamiento revolucionario de Aparicio Saravia, en el lugar funcionaba una pulpería a cargo de José Zavala, yerno del caudillo blanco Justino Muniz.

Aparentemente, Antonio Floricio Saravia (Chiquito), recibió la orden de su hermano Aparicio de tomar contacto con Muniz en dicha pulpería, para tratar de atraerlo a la causa revolucionaria. Cuando las fuerzas de Chiquito llegaron al comercio, se produjo un incidente entre ambas partes, en cuyo transcurso los revolucionarios incendiaron el lugar. Segundo Muniz, , uno de los hijos de Justino, se encontraba en uno de los torreones cuando se produjo el incendio y murió a causa del siniestro.

El incidente hizo que, lejos de sumarse a la causa saravista, Muniz se transformara en uno de los más acérrimos enemigos del caudillo nacionalista.