PEDIDO DE TRANQUILIDAD

Gobierno anunció que OSE mantendrá condiciones del agua “hasta que lleguen las lluvias”

Gobierno anunció que OSE mantendrá condiciones del agua “hasta que lleguen las lluvias”
Se pondrán en marcha dos plantas desalinizadoras y otra embolsadora, y las intendencias colaborarán con OSE en la reparación de cañerías.

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, pidió tranquilidad a la población ante el déficit hídrico que sufre el país, particularmente el área metropolitana; además, anunció una serie de medidas para contrarrestarlo y aseguró que “se va a mantener el suministro en las condiciones actuales de agua para toda la población, hasta que lleguen las lluvias que cambien las contingencias”.

Acompañado por los ministros de Salud Pública, Karina Rando; Desarrollo Social, Martín Lema; y Ambiente, Robert Bouvier, Delgado recordó que “Uruguay está pasando el peor déficit hídrico desde que se empezaron a tomar registros, desde hace 74 años”.

“Las medidas que venimos tomando, las que se resolvieron hoy y las que están en proceso, aseguran el suministro de esta calidad de agua hasta que lleguen las lluvias”, dijo el secretario de Presidencia, quien reiteró que el agua que suministra OSE “es apta para el consumo humano y para todos los aspectos esenciales de la vida”: para “consumir, higienizarse, cocinar y el saneamiento”.

Además, solicitó “no regar con agua de OSE, no lavar autos, tratar de cerrar la canilla en aquellos momentos innecesarios”, y pidió a “aquellos que quieran comprar agua embotellada” que eviten “sobrestoquearse, porque aquellos bidones que compran de más son de menos para otros que quizá quieran comprar”.

En cuanto a las “medidas inmediatas” que dispuso el Gobierno, enumeró cinco.

En primer lugar, el Gobierno buscará “asegurar la estabilidad de la reserva de agua” que abastece actualmente al área metropolitana, y para ello “construirá la semana que viene una represa para asegurar la estabilidad de Paso Severino, que va a mantener el estatus y la calidad de agua que tenemos hoy”.

En segundo lugar, el gobierno nacional coordinó este martes un convenio de OSE con el Congreso de Intendentes, “para agilitar las reparaciones de todas aquellas pérdidas que OSE tiene en su red de cañerías de suministro de agua”, las que “en algunos departamentos llegan al 50%”. Delgado anunció que buscarán “involucrar a las Intendencias y a OSE” en esas reparaciones.

En tercer lugar, anunció que están “evaluando aspectos tarifarios que se manejaron hoy con el Ministerio de Economía, sobre todo aquellos estímulos para la gente que contribuye a tratar de consumir responsablemente el agua de OSE que hoy se suministra a la población en el área metropolitana”.

En cuarto término, explicó que el Gobierno busca “generar un agua de una calidad un poco mejor”, por lo que, en consulta con el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, resolvió “la compra de una planta desalinizadora que diseñó la UTEC [Universidad Tecnológica del Uruguay], que seguramente esté operativa a partir de la próxima semana”. En ese mismo sentido, se utilizará además “la planta de Punta del Tigre de ósmosis inversa que tiene la UTE, una planta desalinizadora como la de la UTEC, que estará a disposición para distribución de agua”. Y, a su vez, “se habilitó una planta embolsadora de OSE para saché [o bolsa] de agua, que va a ser provista de aquellas zonas o usinas potabilizadoras que se hicieron en este período de gobierno, fundamentalmente Kiyú, Balneario Argentino, La Floresta o Pan de Azúcar”.

En quinto lugar, explicó que buscan “darle mayor atención a los sectores más vulnerables y de riesgo”. En este marco, “CAIF de todo el país y centros de INAU [Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay] están consumiendo agua embotellada, obviamente de la calidad óptima”. Además, se le está asegurando “agua de calidad óptima a los residenciales y hogares de la tercera edad de la zona metropolitana, a los hospitales”, a las 467 escuelas de ANEP (Administración Nacional de Educación Pública) que tienen hoy 67.000 niños de la zona metropolitana. Estas medidas se suman a las anunciadas en los últimos días por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides): las embarazadas que cobran Asignaciones Familiares-Plan de Equidad, y los menores de hasta dos años tienen la posibilidad de un voucher de dos litros por día de agua embotellada. A esto se suma la asistencia también del Mides para enfermos crónicos.

Monitoreo y tranquilidad

“El Gobierno va a estar monitoreando el precio del agua embotellada. En algunos casos se pueden haber dado situaciones que no se ajustan a la realidad”, puesto que “la demanda es absolutamente incremental”, reconoció Delgado, quien agregó que “no solo se va a estar monitoreando tema precios, sino instrumentando y dejando operativa la posible importación de agua, si fuera necesaria”.

“Lo importante es darle tranquilidad a la población. Se va a mantener el suministro en las condiciones actuales de agua para toda la población, hasta que lleguen las lluvias que cambien las contingencias”, insistió el secretario de Presidencia, y agregó: “Darle la tranquilidad a la gente que el agua que están teniendo hoy, que puede tener quizá algunas condiciones sensoriales que para algunos puedan, quizá, no ser del todo palatables, es apta para el consumo humano, pero a su vez le estamos dando la seguridad del suministro para consumir, para higienizarse, para cocinar y el saneamiento”.

“Obviamente estamos tomando otro tipo de medidas que se están implementando, por si esta situación se prolongara mucho tiempo, que esperemos que no se dé. Hoy queremos darle un mensaje de tranquilidad a la gente, que el Gobierno está actuando en todo lo que tiene que hacer”, aseguró.

Empresas y pozos

El encuentro en Torre Ejecutiva para analizar nuevas medidas para combatir el déficit hídrico se realizó un día después de que los intendentes de Montevideo, Canelones y Lavalleja (Carolina Cosse, Yamandú Orsi y Mario García, respectivamente) fueran recibidos en Torre Ejecutiva por autoridades nacionales para evaluar políticas ante la escasez de agua dulce para potabilizar por parte de OSE.

De la reunión de este martes con Delgado y los ministros participó el intendente de Flores, Fernando Echeverría, presidente del Congreso de Intendentes, quien le transmitirá a sus pares la propuesta de que las comunas colaboren con OSE en la reparación de las cañerías rotas, que generan pérdidas de agua.

Tras el anuncio de las medidas adoptadas, Delgado aclaró algunos datos que dio a conocer el presidente de OSE, Raúl Montero, a la salida de la reunión de este lunes en Torre Ejecutiva. “Los 18 días que dijo el presidente de OSE eran para la reserva de agua, pero con la represa que se va a construir la semana que viene, vamos a asegurar el suministro de agua para la zona metropolitana”, indicó el secretario de Presidencia.

Además, se refirió a la situación de Minas. “La mitad de Minas ya tiene un abastecimiento asegurado; la otra, con un sistema de presamiento y escurrimiento en el que se está trabajando, también está asegurado el abastecimiento”, aclaró Delgado.

Al ser consultado sobre si el Gobierno se comunicó con las grandes empresas que consumen mayores cantidades de agua, Delgado respondió: “Nos hemos comunicado con ellas porque son responsables como cualquier parte de la población. Hablamos para que comiencen a usar pozos o hagan [pozos] para usar el agua que necesitan”.

Por otro lado, dijo que “algunas” de las medidas que presentó Cosse van “en la línea” de las implementadas, pero sostuvo que con otras “no están de acuerdo”.

Delgado aclaró que la construcción de la represa en Paso Severino “no va a mejorar la calidad del agua”. “Vamos a estabilizar los niveles actuales y a asegurar el suministro”, agregó.

Al final, el secretario de Presidencia sostuvo que fue “imposible” prever esta situación ya que se trata de una sequía extraordinaria.

Arazatí y el efecto de la campaña

“No voy a hablar para atrás de lo que se podría haber hecho y no se hizo. Es otra discusión. Estamos trabajando en el hoy y en el mañana”, dijo Delgado al inicio de la conferencia de prensa en Torre Ejecutiva, y agregó: “Este Gobierno viene trabajando en un proyecto alternativo para el suministro de una fuente segura e inagotable de agua potable: el proyecto Arazatí. Es una obra necesaria, una fuente alternativa a la que hay hoy, que permite asegurar que este tipo de situaciones no pasen nunca más”.

Sobre Arazatí, recordó que “es una obra de 250 millones de dólares” y que “el 6 de junio se abren los sobres de la licitación para empezar su construcción y en dos años tenerla terminada”.

“Además, en cuanto a la calidad del agua y la vida de la gente y la salud pública, el Gobierno está lanzando una licitación para el saneamiento de 61 localidades del interior el país por 284 millones de dólares. Estas obras son la mayor inversión de la OSE en los últimos 150 años, y tienen que ver con la calidad de vida de la gente”, planteó.

Por otra parte, informó que “la campaña de bien público y la responsabilidad de la gente ya ha contribuido a un ahorro del 10% del consumo de agua”, pero insistió en el reclamo: “Nosotros necesitamos más, que la gente realmente use para lo que necesite el agua”.

“Estamos hoy suministrando un agua con un poco más de niveles de sodio y cloruros”, reconoció el secretario de Presidencia, quien destacó que esos niveles están autorizados por el Ministerio de Salud Pública.