26 septiembre, 2022

VERÓNICA LEITE CINCO LUSTROS ILUSTRADOS

Verónica Leite ha desarrollado su actividad en la creación de libros para niños y jóvenes, así como en la docencia, difusión y promoción de lectura.

Verónica Leite ha desarrollado su actividad en la creación de libros para niños y jóvenes, así como en la docencia, difusión y promoción de lectura.


Es escritora e ilustradora. Su obra se edita desde 1993 hasta la fecha, tanto en Uruguay, como en Argentina, Brasil, México y El Líbano. La han publicado editoriales nacionales y extranjeras, así como OEA, Ministerio de Educación y Cultura, y Centro Cultural de España en Uruguay. Ha participado de Ferias internacionales del libro en Bologna, Guadalajara y Tunez,.
Su labor docente de Educación Artística en Primaria, con grupos de niños de Nivel Inicial y Primaria, se desarrolla desde el año 2015.


En el año 2000, EL MIEDO A LA LUZ MALA, obtuvo el Segundo Premio en el Concurso de los Premios Anuales de Literatura, y en 2009, UN MISTERIO PARA EL TOPO, fue Premio Bartolomé Hidalgo de libro-álbum.

Ha ilustrado la obra de escritores nacionales, así como la de Ziraldo, Ana María Machado, entre otros extranjeros. En 2021, realizó las ilustraciones para la Colección Mitos Griegos del Diario El País; ya en 2020, había ilustrado la Colección Cuentos Clásicos.


Del 3 de julio al 31 de agosto, en el Salón La Concepción del Argentino Hotel de Piriápolis, se realizó la Exposición CINCO LUSTROS ILUSTRADOS, en homenaje a sus 25 años de trayectoria. La muestra fue declarada de Interés Ministerial por el MEC, y contó con el apoyo de la Intendencia de Maldonado.
En la inauguración, Jaime Clara expresó: Se trata de una muestra que permite comprobar sobre dos de los grandes desafíos de cualquier artista: encontrar su estilo y permanecer, En mi caso cada dibujo me transmite una gran ternura y más de una vez me roba sonrisas.

Los libros ilustrados son las primeras pinacotecas para las infancias. El arte permite la contemplación del mundo, esa operación mágica con la única ambición del disfrute, sin utilidad inmediata. El arte para la infancia debiera ser una puerta abierta a lo inaudito, lo inesperado, lo misterioso, a las preguntas y al asombro.


Esto ha sido logrado por Verónica Leite, quien , además, a través de esta exposición mostró los dibujos originales que muy rara vez, se exhiben al público. Fue una oportunidad única para ver los croquis, los dibujos a lápiz, las acuarelas y todo el proceso creativo que implica crear un libro.

A su vez, la exposición contó con los juegos creados por Paz Cardoso: «Riza Juegos». Un proyecto que intenta, a través de juegos, que los niños aprendan conceptos importantes de su crecimiento y desarrollo. Aprendizaje, diversión, desarrollo, crecimiento, vínculo y conexión, son los valores en los que se sustenta este emprendimiento. Por ejemplo, propone juegos para la coordinación óculo-manual o coordinación ojo-mano, vinculando el movimiento de las manos con la información visual. Sus juegos «Armá tu hamburguesa», «Giraflechas» y los «Puzzles bajo el mar» contribuyen a esa capacidad.

De manera que la exposición incluyó estos juegos, sumando propuestas para el jugar, leer y dibujar, cara a cara, con el otro, compartiendo un tiempo en presencia.

El Finissage de la exposición se realizó el sábado 14 de agosto, en el marco de un Conversatorio titulado: ¨Lectura, Arte y juegos para nutrir la niñez¨. En esa oportunidad, participaron la artista homenajeada, Verónica Leite, junto con el Arq. Leonardo Noguez, Director del MACA, Museo de Arte Contemporáneo Atchugarry, Fundador del ¨Estudio Noguez, Arquitectura¨ y editor en la editorial independiente ¨Morisqueta¨ dedicada a libros para niños, establecida en Punta del Este, junto con la Prof. Dinorah López Soler.

El verbo en infinitivo del título del conversatorio refiere a esa nutrición simbólica, necesaria para la trascendencia del sujeto. Porque no hay arte sin metáfora, y porque los niños siempre tienen una mirada surrealista con la que se enfrentan al mundo. Entonces, las propuestas destinadas a ellos deben ir en esa línea, para posibilitar que el niño sea un jugador y no un mero usuario del arte. En sintonía con lo realizado por Verónica Leite, está lo expresado por Pablo Achugarry al definir el arte: es una expresión interior profunda, donde pasado y futuro se funden,creando una plataforma para el vuelo de nuevas generaciones.

En ese sentido, el arte de Verónica Leite genera experiencias para contener, acompañar, estimular y construir subjetividad con las infancias. Tal es así que
la muestra fue visitada por 5700 personas, de las cuales 2985, fueron niños y niñas.

Cuando las infancias toman contacto con el arte, se amplía su capacidad perceptiva, se les hace posible inventar y construir realidades alternativas, se vuelven todos más creativos. En definitiva, se los invita a mirar del otro lado del espejo, a la manera de Alicia.

Dinorah López Soler
Prof. de Literatura,
Experta en Literatura Infantil y Juvenil.