LOS METODOS

Alberto Fernández denuncia corrupción entre jueces, medios, exagentes y exfuncionarios

Alberto Fernández denuncia corrupción entre jueces, medios, exagentes y exfuncionarios
El presidente denuncia un supuesto viaje de jueces, fiscales, y agentes de Inteligencia a la mansión del magnate Joe Lewis en la Patagonia.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este lunes que pedirá a la Justicia que investigue a empresarios, jueces, fiscales y exfuncionarios públicos por presuntamente integrar una trama de corrupción.

«Todo parece indicar que ha quedado al descubierto una vez más el deterioro de la calidad institucional en que han incurrido algunos jueces, fiscales, exfuncionarios y empresarios, todos ellos involucrados en un perverso juego de cohechos», aseveró Fernández en un mensaje por cadena nacional.

Los hechos que el presidente pide investigar se refieren a un supuesto viaje en avión privado hecho por un grupo de jueces, fiscales, exfuncionarios públicos y exagentes de la Agencia Federal de Inteligencia a la mansión del magnate británico Joe Lewis en Lago Escondido, en la Patagonia argentina.

En las últimas horas, el mandatario publicó un mensaje en su cuenta de Twitter donde denunciaba que «por vez primera» sale a la luz una trama de corrupción de estas características: «Por vez primera queda expuesto ante nosotros, con enorme contundencia, el modo en que ciertas corporaciones operan sobre funcionarios, jueces y fiscales, procurando favores que buscan ventajas indebidas», escribió Fernández.


La concreción de ese viaje fue revelada en octubre pasado por el diario Página 12, de Buenos Aires, pero en las últimas horas se difundieron mensajes de Telegram entre quienes habrían participado del encuentro en Lago Escondido.

Según Alberto Fernández, «parece evidente que el viaje existió y todo parece indicar que, sabiendo que el hecho se había convertido en noticia, quienes habrían participado del mismo se inquietaron ante el riesgo cierto de estar incursos en una serie de delitos tales como la percepción de dádivas y el incumplimiento de los deberes de funcionario público».

El jefe de Estado afirmó que los participantes contaban con la «certeza» de que el «principal grupo de medios de comunicación de Argentina», en alusión al grupo Clarín, «garantizaría la no divulgación de los hechos».

«En apariencia eran, a la vez, los convocantes al encuentro», sostuvo el mandatario, quien añadió que, «sabiendo eso, todos habrían comprometido sus mejores esfuerzos para evitar que otros medios difundieran lo ocurrido».

También instruyó al representante del Ejecutivo ante el Consejo de la Magistratura (órgano de nombramiento y remoción de jueces) para que solicite la apertura de un sumario ante la Comisión de Disciplina para investigar la conducta de los magistrados federales.