26 septiembre, 2022

DESTAPANDO

Intendencia de Canelones presentó denuncia por irregularidades en ollas de La Floresta

Intendencia de Canelones presentó denuncia por irregularidades en ollas de La Floresta
Estos episodios habían sido investigados por integrantes del Partido Nacional en el departamento, entre ellos el diputado Alfonso Lereté.

La Intendencia de Canelones presentó una denuncia penal por supuestas irregularidades en ollas populares en la ciudad de La Floresta.

La denuncia, a la que accedió Montevideo Portal, sostiene que “salió una nota publicada en la cual se afirma por parte del diputado [Alfonso] Lereté, tener conocimiento de serias irregularidades en el municipio de La Floresta, en el manejo de ollas populares”.

Lereté informó de estas situaciones a Montevideo Portal, tal como informáramos el 1° de setiembre.

“En dicha nota se denuncia que se retiran alimentos y no llegan a destino, que se retiran alimentos de organizaciones para ollas populares que no existen”, agregó la comuna en la denuncia firmada por el abogado Justino Moraes.

En esta línea, expresó que “deberán tomarse las más urgentes medidas precautorias e instruir investigación” para constatar la situación porque los hechos son de “extrema gravedad”.

El camino de la investigación y las diferencias

Días atrás habíamos dado a conocer que el concejal del Municipio La Floresta Vicente Amicone, el edil canario Fabián Colombo y el diputado Lereté, se encontraban investigando a nivel político la comisión de presuntas irregularidades relacionadas con las ollas populares en el departamento de Canelones, en particular, en la localidad de La Floresta.

Montevideo Portal se comunicó con el diputado canario, quien aseguró que las presuntas irregularidades llegaron a través de un informe de Uruguay Adelante, la organización que provee alimentos. Allí se menciona que en algunas ollas populares “no llegaría” la comida a destino, y que en otros casos “las ollas populares no funcionaban como tal”. A su vez, se detalla una inspección que constató que una olla que debería estar trabajando en determinado lugar, en realidad “estaba funcionando en un camping”.

Según el legislador, el concejal Amicone planteó en el Consejo Municipal la posibilidad de elevar el asunto a la Justicia para que tome cartas en el asunto, que generó el apoyo de los homólogos del Frente Amplio (FA), pero el alcalde del municipio, Néstor Erramuspe, “se echó a la retranca”.

“La idea es avanzar en los distintos ámbitos en donde se supone que la alimentación tuvo que bajar, a ver qué es lo que pasó, y después ver quiénes son los responsables de una organización que ofició de nexo entre el municipio y Uruguay Adelante, que se llama Coordinadora de Emergencia Social Entre Arroyos (Cesea), porque toma como referencia el Solís Chico y el Solís Grande, que es toda la jurisdicción del municipio de La Floresta”, comentó.

“Esa ONG está integrada por la edila del Frente Amplio (FA) Nirsa Álvarez. Se está indagando si eso es correcto o no, porque estaríamos hablando de la presunción del interés público y privado. Estamos hablando de una integrante de una coordinadora que tiene su vínculo con el municipio y hace trámites con él, y, por otro lado, es edila departamental que cumple la función de controlar al Ejecutivo”, agregó.

Por otro lado, la edila del FA Nirsa Álvarez dijo a Montevideo Portal que las presuntas irregularidades “no son reales” y que el caso “no es así”: “La comida que está llegando de Uruguay Adelante hay que complementarla con los aportes de los vecinos, de los comerciantes y de los sindicatos, porque es absolutamente insuficiente. Esto es horrible, pero bueno, cada vez tenemos más vecinos y niños necesitando y alimentándose de las ollas”, dijo la legisladora departamental.

Consultada sobre Cesea —la coordinadora sobre la cual Lereté ve una eventual conjunción del interés público y el privado—, la edila frenteamplista detalló que “no es una ONG”, sino que, tal como dice su nombre, es “una coordinadora de emergencia social compuesta por todos los vecinos que quieran sumarse”. “Hay, por suerte, mucha gente involucrada y es una sociedad civil; no tenemos nada de vinculación con el Estado ni nada”, aclaró.