14 agosto, 2022

DEBUTÓ CANTAN CONMIGO AHORA

Sin polémicas, 100 jurados y un despliegue de producción a nivel internacional, debutó el nuevo reality de Marcelo Tinelli

Y un día retornó al aire, una noche se produjo el regreso de Marcelo Tinelli a la pantalla chica, tras varios meses de ausencia y de incertidumbres. El conductor más famoso de la televisión debutó con su nueva apuesta, Canta conmigo ahora, con la que dejó atrás quince años de ShowMatch.

Con la expectativa a flor de piel, apenas unos minutos después de las 22.30, el reality levantó el telón para su estreno, ese primer paso tan esperado y anhelado. Como no podía ser de otra manera, el modo de inicio se basó en un mega musical.

Con unas melodías modernas interpretadas por Felipe Herrera y luego Lula Rosenthal, además de un gran grupo de bailarinas la pantalla tomó temperatura. Luego apareció en escena Pablo Lescano para interpretar un clásico como Me vas a extrañar, que explotó la atmósfera del estudio.

Luego de ese momento de alta festividad con el ex cantante de Damas Gratis llegó el instante del ingreso de Marcelo a la pista, que sorprendió al ingresar en compañía de su hijo más chico, Lorenzo. Con un look impecable, el animador bailó, sonrió y demostró todo su expertise.

Las primeras palabras de Tinelli expresaron todo lo que latía en su interior, esa adrenalina por retornar con fuerza y sobre todo intentar atravesar un 2021 complejo, en el que cedió un poco de terreno de su capacidad de éxito. “¡Qué lindo esto, cómo se extrañaba!”, manifestó el animador.

Visiblemente emocionado, Marcelo describió todo lo que brotaba de su interior: “Estoy con todos mis hijos acompañándome: Cande de jurado, Mica desde México. Un nuevo año en la tele, con un nuevo formato y un desafío hermoso para todos nosotros, que tanto amamos hacer televisión”.

Luego presentó a alguno de los jurados, con los que eligió arrancar con su yerno Coti Sorokin y su hija Candelaria. Para después charlar un largo rato con los artistas internacionales que se suman al panel: Cristian Castro y el Puma Rodríguez