26 noviembre, 2022

CON EL ÁBACO EN LA MANO

Alfie: “Vamos a ver cuando salgan los números de este año cuántos (pobres) menos hay”

Alfie: “Vamos a ver cuando salgan los números de este año cuántos (pobres) menos hay”
El director de la OPP dijo que cree que los índices de pobreza bajarán y que haber aplicado renta básica universal “hubiese sido un error”.

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, entrevistado por Gustavo Vansekahian, en el programa Quien es quien de Canal 5 y Diamante FM, habló sobre el sistema impositivo actual del país, en relación al reporte de la Unión Europea que incluyó a Uruguay en la lista de países que deberían reformar sus mecanismos fiscales, y se refirió a la competencia que hay entre países “chicos” y “grandes” en esta materia.

“Los países grandes tienen más capacidad de poner impuestos que los países chicos, primero porque el tamaño importa, básicamente porque la dotación de capitales de un país chico, si usted lo inunda de capital, le baja demasiado la tasa de retorno del capital rápidamente y por lo tanto no rinde colocar allí”, explicó y añadió que en Uruguay, “pese a eso, las tasas de imposición y pese a lo que se pueda creer, son más altas que en los países más desarrollados, sobre las rentas de las personas físicas y sobre las rentas de las empresas”.

Alfie se explayó y dijo que en otros países uno paga impuestos “sobre la renta neta” mientras que en uruguay se paga el IRPF “sobre la renta bruta”. El economista dio el ejemplo de una persona que cobra 100, que en otro país se le cobraría 25 de impuestos y luego, de los 75 restantes se empieza a “hacer las escalas”, sin embargo acá “sobre 100 empezamos a hacer las escalas, con lo cual es mas alto, pero además, la tasa sube al 24% o 25% enseguida”. Dijo que en Uruguay, lo que descuenta el IRPF, más el Fonasa y los aportes jubilatorios hace que de cada 100 nominales, “usted recibe 55 o 56” y que si a esos 100 se le agregan aportes patronales, quedando en 112 o 113, al recibir 56 uno recibe la mitad y paga al estado la otra mitad de sus sueldo.

“En el mundo es bastante menos. De hecho los aportes de previsión social, en el mundo el IRPF está incluido el costo del seguro de salud. (En el mundo) el aporte de previsión social es 18% más o menos, depende del país pero más o menos ronda eso. Acá estamos en 22,5 más un impuesto, más lo de la salud”, dijo.

Consultado sobre si hay margen para bajar eso y alinearse a la tendencia global, Alfie dijo: “Lamentablemente, dada la situación fiscal, parece difícil que se pueda hacer una cosa muy grande, ahí todo depende del crecimiento económico, cuántos recursos fiscales hay adicionales y de cuanto usted pueda sostener el nivel de gasto no bajándolo en términos reales, pero tampoco expandiéndolo a la misma tasa que le crecen los ingresos. Usted tiene que achicar ese desequilibrio de alguna manera, tiene que ser realista, hay que achicar primero el desequilibrio, porque si no, será muy lindo bajar los impuestos, pero la consecuencia va a ser mucho peor para toda la sociedad”.

Teóricamente, expresó, el primer impuesto en tocarse con miras de bajar sería el IRPF, porque “los impuestos al trabajo, no solo castigan el trabajo”, también coartan “la capacidad de ahorro de las personas por la forma en la cual está diseñado”.

El debate: enfrentar la pandemia con o sin renta básica universal

Alfie expresó que haber aceptado la idea del Frente Amplio de una renta básica universal durante algunos meses como forma de afrontar la pandemia, “no sólo hubiese sido un gran problema económico, hubiese sido un error” y citando el ejemplo de los países de la región que si lo hicieron afirmó: “se quedaron sin balas a los seis meses”.

“Hubiéramos gastado los mismos recursos quizás en un periodo más corto y ne un periodo que no precisábamos capaz tanto”, manifestó, añadiendo que de haber sucedido eso, podría haber habido “mucha más inflación”.

Destacó que Uruguay es de los pocos países de la región que preservó su calificación crediticia mientras el resto bajaron. “Uruguay mantuvo todos los programas sociales, aumentó los programas sociales, trató de direccionar con la mejor puntería, con las herramientas disponibles la asistencia, hubo asistencia, no hubo ninguna restricción del gasto para esa asistencia, el Ministerio de Economía lo priorizó absolutamente”, dijo, recalcando entre otras medidas, el seguro de desempleo parcial.

El argumento de los 100.000 pobres nuevos.

Consultado sobre el argumento del Frente Amplio de que hay 100.000 pobres más y que la mitad de ese número es responsabilidad del gobierno, Alfie sostuvo que “el Frente Amplio puede decir muchas cosas” pero que “los 100.000 fueron el año pasado” y añadió: “vamos a ver cuando salgan los números de este año cuantos menos hay”.

“Yo no tengo datos nuevos, lo que tenemos (son) datos del año pasado, que cuando uno los miraba por trimestre, en el último trimestre del año pasado, el número de pobres era muy parecido al último trimestre del 2019”, expresó el jerarca, afirmando que viendo el panorama general “tienen que bajar notoriamente”.

El economista añadió que de aplicar las políticas planteadas por la oposición se hubiesen quedado “sin balas” y que eso haría que bajara por un tiempo “la pobreza monetaria” pero que no cambiaría la “pobreza estructural”.

 

Fuente: Montevideo Portal

[carousel]
[carousel-item active=»true»] [/carousel-item]
[carousel-item]

[/carousel-item]
[carousel-item]  [/carousel-item]
[/carousel]